Tomografía computarizada multicorte en patología musculoesquelética

Posted on junio 21, 2013 by

Tomografia Musculoesqueletica

 

La Sociedad Española de Radiología (SERAM – seram.es) y la Sociedad Española de Radiología Musculoesquelética (SERME) han editado en 2012 un libro de tomografía computada del sistema musculoesquelético, área en la es muy complicado encontrar bibliografía y, más aún, consejos prácticos para la práctica diaria.

En el libro se desarrollan las siguientes secciones:

  1. Fracturas. En este apartado se desarrollan los diferentes tipos de fracturas agrupadas por regiones, sus clasificaciones, aquello que el traumatólogo necesita saber de la fractura, etc.
  2. Estudios postquirúrgicos. Cómo adquirir los estudios, qué parámetros influyen en la calidad de la imagen en los pacientes con prótesis u osteosíntesis, de qué manera realizar el postproceso, qué informar en estos estudios.
  3. Usos en patologías no traumáticas. Qué otras patologías se pueden estudiar a través de la tomografía computada.
  4. Otras aplicaciones.

En la introducción del libro, también se tocan temas de relevancia como la legislación sobre radiación. Citamos acá un pequeño fragmento de este apartado:

«Las radiaciones ionizantes para usos médicos son la segunda causa de irradiación de la población, con un crecimiento sostenido anual de 4-6%. En el caso de la TC, se estima un crecimiento anual del 10%, con una contribución a la dosis de radiación total estimada en el 40%. La Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP) estableció tres principios generales de la protección radiológica: la justificación del uso de radiación ionizante, la optimización de la exposición y la limitación de la dosis:

  • Justificación: toda exploración que implique el uso de radiaciones ionizantes ha de estar debidamente justificada y suponer un beneficio mayor para el paciente que el riesgo que indica dicho uso. La responsabilidad es compartida por el médico prescriptor en primera instancia y por el médico radiólogo en la fase final de revisión.
  • Optimización: se sigue el criterio de la ALARA (as low as reasonably achievable), según el cual toda exposición a radiaciones ionizantes debe ser tan baja como razonablemente sea posible.
  • Limitación de dosis: la dosis que pueden recibir los pacientes no debe superar unos valores establecidos como límites legales, lo que garantiza la protección del público en general y del personal laboralmente expuesto.»

Podés consultarnos por otros libros a medicosargentina@gmail.com