Dosis de radiación

Posted on November 24, 2014 by

dosis radiacion 1          dosis radiacion 2

¿Cómo disminuir la dosis de radiación absorbida por los pacientes?

El gran aumento de la tecnología médica, la existencia de tomógrafos cada vez más veloces y que pueden ver mejor dentro del organismo humano y el descenso de la semiología y la clínica, exponen cada vez a un mayor número de personas a la exposición a los rayos X que deviene de la utilización excesiva de la placa radiográfica y, sobre todo, de la tomografía computada. Los tomógrafos, cuya imagen es cada vez más avanzada y fidedigna, utilizan una tecnología cada vez más nociva para el paciente; a la vez que se puede hacer mejores diagnósticos, se expone más al organismo a una radiación muchas veces evitable o, al menos, reductible.

Más allá de las numerosas cuestiones técnicas a tener en cuenta para disminuir la radiación absorbida por los pacientes, hay algo de simple acceso que los médicos debemos hacer: no solicitar ni realizar estudios innecesarios, así como tampoco repetir estudios por motivos que no corresponden o que pueden ser resueltos por vía clínica. Todos los días se realizan en los centros médicos estudios innecesarios, que muchas veces nadie se anima a impedir debido a la gran dependencia de la medicina actual en las imágenes médicas. Sabemos que las imágenes son necesarias, que aportan a mejorar la atención, los diagnósticos y los tratamientos, pero su uso excesivo y la exposición innecesaria de la población a esta radiación ionizante genera efectos nocivos a la salud, que aunque no hayan sido aún cuantificados, existen.

Los médicos radiólogos debemos evaluar si el pedido médico justifica la práctica a realizar, si aporta algo al diagnóstico y, sobre todo, al tratamiento y al pronóstico del paciente. También es nuestro deber evaluar si no existe alguna otra metodología diagnóstica alternativa no radiante (ecografía, resonancia magnética) capaz de estudiar esa patología.

En tanto no vayamos advirtiendo el riesgo del uso de radiación ionizante sobre los pacientes, que se ha ido incrementando desde el advenimiento de la tomografía multislice, estaremos contribuyendo a los numerosos efectos nocivos que genera sobre el organismo, por un beneficio que muchas veces es injustificado o inexistente.

Proponemos los siguientes elementos a tener en cuenta a la hora de reducir la dosis de radiación sobre nuestros pacientes:

  1. No realizar estudios que no aportaran al diagnóstico, tratamiento y pronóstico
  2. No repetir estudios (controles) cuando la semiología y la clínica son suficientes
  3. No repetir estudios por realización o adquisiciones inadecuadas
  4. Reemplazar los estudios que utilizan radiación ionizante por otros que no la utilizan, en caso de ser posible (ecografía, RMN)
  5. Conocer los parámetros técnicos que permiten reducir la radiación (sistemas de modulación del tubo, reconstrucción iterativa, protección selectiva de órganos, reducción del volumen irradiado, etcétera)

Les dejamos alguna bibliografía que los ayudará a disminuir las dosis de radiación: