Abdomen agudo

Posted on December 21, 2015 by

abdomen-agudo

El abdomen agudo es un cuadro que se presenta con frecuencia en las guardias generales y que requiere la realización de exámenes complementarios mediante imágenes, ya sea placas radiográficas, ecografía o tomografía computada con o sin contraste endovenoso. Es importante para el radiólogo conocer las causas de abdomen agudo y la forma en que éstas se visualizan a través de los distintos métodos, ya que la precisión de su diagnóstico ayudará a decidir la entrada o no a quirófano del paciente que se está evaluando. Si bien el diagnóstico es eminentemente clínico, muchas veces existen cuadros difíciles de definir y muchos en los cuales la visualización previa de la patología colabora en gran medida con la planificación quirúrgica.

El abdomen agudo es el nombre que se le ha dado a un cuadro clínico caracterizado por dolor abdominal de presentación brusca (pocas horas de evolución) acompañado de otros signos y síntomas. Bajo este nombre se encuentran incluidas muchas y diversas patologías. La elección del tipo de imagen y el diagnóstico preciso a través de éstas es el rol que tienen el médico radiólogo de guardia respecto de este cuadro clínico de difícil resolución.

Una clasificación general divide al abdomen agudo, según su origen, en peritonítico (inflamatorio o perforativo), hemorrágico, oclusivo o mixto. Sus síntomas más frecuentes, además del dolor abdominal son: nauseas, vómitos, anorexia, constipación, etcétera. Entre los signos más frecuentes encontramos la distensión abdominal, el dolor a la palpación o a la descompresión brusca, la alteración de los ruidos peristálticos y el dolor al tacto vaginal o rectal. Cabe destacar que el conocimiento de toda esta signo-sintomatología debe ser brindado por el clínico y el cirujano al médico radiólogo, para que, en conjunto, puedan hacer una mejor valoración de las imágenes obtenidas.

La placa radiográfica es el método más simple, menos costoso y menos invasivo. A través de ella podemos detectar ciertas patologías como la obstrucción o el vólvulo, cuya imagen es característica, Podremos también descartar otras causas como la presencia de cuerpos extraños. Actualmente, la placa suele ser el primer estudio orientativo, que luego será complementado con ecografía o tomografía según la disponibilidad del centro en el que trabajemos. La ecografía es capaz de detectar trastornos biliares (obstrucciones, litiasis, etc.), procesos inflamatorios (pancreatitis, apendicitis, etc.), además de valorar el abdomen en forma general. También permite hacer una evaluación ginecológica a fin de descartar causas de este origen, si se sospecharan. La tomografía computada con contraste endovenoso es extremadamente útil, dado que nos da la posibilidad de evaluar el abdomen en su totalidad; de estar disponible, será el método elegido, ya que es veloz y precisa y nos permite reconstruir mediante post-proceso imágenes en todos los planos. Cabe destacar que la resonancia magnética también podría ser útil para la evaluación de algunos de los casos de abdomen agudo, aunque a esto se opone el largo tiempo de adquisición en comparación a otros métodos.

Cabe destacar que a través de las imágenes se pueden también descartar diagnósticos diferenciales en otras localizaciones como tórax, retroperitoneo, pelvis.

Les acercamos algunos artículos de relevancia sobre este tema a fin de que puedan abordarlo con eficiencia al encontrarse con uno de estos casos en sus guardias:

Imaging Patients with Acute Abdominal Pain

Acute Nontraumatic Abdominal Pain in Adult Patients: Abdominal Radiography Compared with CT Evaluation

Gynecologic Causes of Acute Pelvic Pain: Spectrum of CT Findings

MR Imaging for Acute Nontraumatic Abdominopelvic Pain: Rationale and Practical Considerations

MR Imaging of the acute abdomen and pelvis: acute appendicitis and beyond

(La imagen pertenece al segundo artículo citado “Acute Nontraumatic Abdominal Pain in Adult Patients: Abdominal Radiography Compared with CT Evaluation”)