Radiología y paciente

La radiología o el diagnóstico por imágenes es una especialidad médica, que como tal intenta aportar al diagnóstico de la patología de los pacientes, para llegar a un diagnóstico más certero y rápido previo a la implementación de tratamientos clínicos o quirúrgicos. Por lo tanto, el paciente es el eje de la práctica radiológica, dado que es para él, para su salud, que se realizan los estudios. Pese a esto, muchas veces perdemos de vista al paciente y olvidamos hacer lo mejor para él: lo que le genere un mayor beneficio y un menor costo en lo que a salud se refiere.

Ya hemos hablado en este sitio sobre la dosis radiológica y cómo disminuirla u optimizarla. Esa información se las dejamos en el siguiente enlace: dosis de radiación.

Hoy queremos hablar de otras cuestiones que hacen a la integridad del paciente.

Una de ellas tiene que ver con la resonancia magnética y las válvulas cardíacas mecánicas. Actualmente la mayoría de las válvulas que se colocan son aptas para ingresar al resonador, aunque algunas de ellas pueden tener condiciones especiales para hacerlo. Aunque la presencia de una válvula no es actualmente  una contraindicación absoluta para ingresar al resonador, es favorable, como método de seguridad controlar las características de la misma. Hemos de tener muy en cuenta este tema sobre todo en las guardias radiológicas, en las que se suele pedir resonancias – mayormente de encéfalo – y que muchas veces están a cargo de residentes con poca experiencia o que recién se inician, por este motivo es necesario estar alerta y contar con algunas herramientas útiles.

El primer paso respecto de las válvulas cardíacas y la resonancia magnética, es saber si el paciente tiene una cirugía cardíaca y, de ser así, si posee una válvula. Una vez confirmado esto, para lo cual necesitaremos interrogarlo a él o a sus familiares y/o consultar la historia clínica y hablar con el médico que lo deriva, se requiere saber qué tipo de válvula es: marca, modelo, tamaño, características, etcétera. Muchas veces el paciente tiene la etiqueta de la válvula y la lleva a todos lados, pero esto no es una regla, dado que la puede llevar desde hace mucho tiempo; otras veces la etiqueta está consignada en la historia clínica con todo su detalle. Con el nombre y marca de la válvula podemos acceder a un sitio web especializado donde encontrar esta información y saber si la válvula es segura cien por ciento o si tiene restricciones, llamadas ‘condicional’. En caso de ser condicional de algún tipo, hemos de revisar de qué se trata en el enlace correspondiente; no suele haber restricciones absolutas, pero si ciertas condiciones a tener en cuenta. Este sitio web se llama MRI Safety y en su sección The List, podrán buscar información sobre las válvulas. Es importante tener acceso a este sitio en toda guardia radiológica donde se trabaje con resonancia magnética, en todos los servicios de radiología y conocer la página para encontrar más fácilmente la información. Incluso las listas pueden imprimirse y dejarse en los servicios de resonancia!

Pero no es sólo de válvulas que se trata sino de todo tipo de material quirúrgico como prótesis, catéteres, y otros dispositivos. Toda esta información está consignada en la lista antes mencionada. Cuanto más podamos saber sobre el material injertado al paciente, más fácil será buscarlo en la lista y saber si es apto para ingresar al resonador. Una vez sabido esto podremos decidir de acuerdo a los costes-beneficios para el paciente. Tengamos en cuenta que si bien en las válvulas cardíacas no hay restricciones absolutas si las hay para otros materiales, que aparecen en la lista como unsafe.

Algo a tener en cuenta es que si bien los pacientes completan un consentimiento informado en la sala de espera de resonancia, donde responden si tienen alguna cirugía o prótesis y otras cuestiones, es importante volver a preguntarles sobre esto antes de ingresar en la sala de resonancia, dado que un error en estas circunstancias podría ser fatal para el paciente. Es preferible preguntar de más que omitir estas cuestiones. Por lo tanto, hemos de revisar dichos consentimientos y repreguntar específicamente sobre las prótesis, marcapasos, válvulas cardíacas, catéteres, etcétera.

valvula-cardiaca

valvulas-dibujo

Por otro lado, la reducción de las dosis de radiación, evitar estudios innecesarios, elegir el estudio adecuado, no exponer a los pacientes a dosis nocivas, son cuestiones primordiales para el radiólogo. Hemos hablado y continuaremos hablando mucho de estos temas en nuestro sitio, dado que son los que más nos interesan. Hoy les queremos compartir a este respecto un sitio web donde podrán encontrar muchas cuestiones prácticas para reducir la radiación sobre el paciente y otros consejos. Acá el enlace: imagewisely. Acá podrán encontrar análisis por casos o por tipos de equipos o por marcas de equipos, así como también artículos vinculados a esto.

Más adelante seguiremos subiendo cuestiones sobre la seguridad en radiología y el cuidado del paciente.

 

?> ?>