Discopatía degenerativa

patologia-discal-1 patologia-discal-2

La patología discal degenerativa es un tema no sólo importante, sino de una alta frecuencia de pedidos dentro de la radiología y una gran diversidad de patologías. Estos temas de visualización tan frecuente a menudo traen problemas en cuanto a la claridad en los diagnósticos y en lo referente a las nomenclaturas, dado que los nombres de cada tipo de lesión han ido variando y eso ha llevado a que distintos radiólogos denominen de distinto modo la misma lesión. La intención de este repaso sobre la patología discal es en primer lugar clarificar las nomenclaturas de cada tipo de hernia, así como de las regiones vertebrales sobre las que aquellas protruyen, con el fin de realizar informes más precisos y unívocos, para que la misma imagen conlleve un mismo informe en distintos centros médicos y en manos de cualquier radiólogo.

La primera cuestión, como en todos los estudios, es la adecuada programación de los mismos, que parte de la correcta selección de las bobinas y la correcta posición del paciente en los equipos. Cabe destacar que no sólo en Resonancia Magnética puede ser visualizada la patología discal, sino también en Tomografía Computada. Si bien este último no es el método de elección, muchas veces puede ser útil en casos en los que no puede usarse la RM o en casos en los que la TC se pide por otro motivo y se pueden ver también los discos intervertebrales.

patologia-discal-tc

Los protocolos deben incluir secuencias sagitales T1, T2 y en lo posible, STIR; alguna secuencia coronal; y por último secuencias axiales programadas en base a estas dos, en las que los discos son programados uno por uno, para obtener adecuados planos de corte de los mismos. Los cortes axiales se pueden hacer en T1 o T2, suele depender de las preferencias del equipo de diagnóstico y de su experiencia con el equipo con que trabajan; sería sumamente correcto realizar ambos.

Cuando se realizan estudios contrastados, deben obtenerse además de las mencionadas, secuencias T1 con supresión grasa en plano sagital y axial.

Es importante destacar que, si bien la mayoría de las veces los estudios de columna se hacen para ver patologías discales, no siempre es así, por lo que se debe estar atentos, en las consolas de trabajo, de la patología que puede aparecer para estudiarla adecuadamente. Es necesario también estar atentos a la hora de informar, para pesquisar todo aquello que pueda verse en las áreas circundantes a la columna. Recordemos que estamos ante un paciente y cuánto más podamos observar, mejor, dado que esa es nuestra tarea como radiólogos.

Por último, la patología discal degenerativa.

Es necesario distinguir adecuadamente entre protrusiones, extrusiones y abombamientos discales, así como detectar material discal migrado o desprendido y migrado (secuestros). Debemos abandonar el uso de la palabra “hernia” a la hora de describir la patología discal, dado que ese nombre abarca a todas las otras, por lo que es sumamente impreciso.

A partir de la lectura de algunos libros sobre el tema, seleccionamos dos artículos muy completos y claros sobre el tema. Las imágenes que acompañan este artículo pertenecen a ellos. Si bien ambos datan de mucho tiempo, esto no es problema, dado que el conocimiento básico sobre el tema no ha variado y lo que es necesario es su clarificación. En el final de uno de los artículos podrán encontrar un glosario con toda la terminología que resulta de mucha utilidad. Hacer click en las imágenes de abajo para acceder a los artículos.

articulo-1 articulo-discopatia-2

?> ?>